Los beneficios de la música en niños

Los beneficios de la música en niños

A través de esta expresión artística trabajan múltiples habilidades y emociones

Vivir sin música es inconcebible para muchos adultos. Necesitamos sonidos, melodías, canciones para animarnos, relajarnos, llorar, pensar o simplemente disfrutar. La música nos ayuda en muchos momentos: nos acompaña, nos hace reflexionar, y tiene una capacidad única para cambiar estados anímicos. Y mientras pocos adultos podrían renunciar a la música, en cualquiera de sus formas, tendemos a infravalorar el enorme poder que tiene en los pequeños.

musica_y_niños_1

Ya desde que los bebés están en la tripa de sus mamás se ha comprobado que estar en contacto con música favorece su desarrollo y bienestar en el vientre materno. Una vez ya están en el mundo, la música, desde el minuto cero, contribuirá al desarrollo del niño en muchos y muy necesarios aspectos. Tanto escucharla como practicarla.

musica_y_niños_2

Que la música guste a un niño no tiene que ser ni será algo impuesto por los padres; un bebé sonreirá probablemente por primera vez escuchando melodías (sean cantos de sus padres o musiquitas de juguetes). Las disfruta y las reclama. Estas, la del juego y la diversión, son las mejores maneras de introducir al niño o niña en la música.

musica_y_niños_3

Y a su vez, las mejores maneras de que el niño empiece a aprender: ¿acaso no descubren los colores, los números, o los nombres de animales gracias a canciones? No en vano en inglés nos referimos a la práctica de música con el verbo “jugar”. Es muy positivo que el bebé o niño haga talleres donde la música tenga un papel predominante, o que en casa se le exponga a melodías, canciones o juegos musicales. Más adelante, cuando sea mayor,  es posible que se interese por un instrumento en concreto, pero forzarlo a estudiarlo –como a menudo sucede- puede ser contraproducente. 

musica_y_niños_4

Los beneficios sociales, cognitivos e intelectuales de un niño o niña en contacto con la música son muchos. Estar en contacto con la música por medio de su estudio o práctica desarrollará en el niño la atención, la memoria y la concentración, tres aspectos que lo ayudarán en muchas otras esferas de su desarrollo y vida social. También favorecerá su capacidad de gestionar emociones, su inteligencia espacial y su capacidad de resolución de problemas, pues los pone delante de sus emociones y les obliga a identificarlas y canalizarlas. Los pequeños cultivarán también una de las cualidades más importantes: la sensibilidad.

musica_y_niños_5

La música les pondrá frente a sentimientos, situaciones ajenas, historias felices, tristes o divertidas, que ellos deberán gestionar y que podrán valorar y discutir con sus familias u otros niños, potenciando así un cierto espíritu crítico, empatía, compasión o crítica a ciertos hechos con los que no estén de acuerdo.

En consecuencia, su capacidad de expresión se verá desarrollada (aprenderá frases, vocabulario y estructuras que luego podrá aplicar en sus exposiciones) así como su interacción con otras personas, adultas y menores: como otras expresiones artísticas como el teatro, la música puede ser la vía por la que expresen emociones que de otra manera no expresarían.

musica_y_niños_6

La creatividad que al niño se le despertará a través de la música, junto con los otros puntos tratados, aportará al menor una gran confianza en sus capacidades intelectuales y sociales, algo que le impulsará a afrontar objetivos en su vida de forma más segura y determinada.

musica_y_niños_7

La música no juzga, y es en esa aceptación universal donde el niño se sentirá escuchado y respetado. Además, las canciones serán para el niño una máquina de construir recuerdos, pues asociarán esas melodías a momentos, situaciones o personas concretas a los que su mente volverá cuando vuelvan a escucharlas, favoreciendo así también su desarrollo cognitivo y asociación de ideas.

Físicamente, estudiar o practicar música también será muy beneficioso para el menor. A través de movimientos a la hora de tocar un instrumento (o juguete musical) el pequeño o pequeña desarrollará sus músculos, mejorará el equilibrio, la coordinación o el ritmo, así como la fuerza o el sentido del espacio.

musica_y_niños_7

Los sentimientos que les despierte una canción, asimismo, pueden condicionar sus sensaciones físicas y su bienestar: una canción tranquila les hará sentirse relajados, mientras una canción muy rítmica, instrumental o con presencia de gritos los puede alterar, agitar e inculcar nerviosismo. A través de la identificación de estas emociones, ellos y sus familias podrán trabajar el control en sus estados de ánimo, y valorar el entorno sonoro más idóneo para cada momento y situación.

musica_y_niños_8

En cualquier caso, fomentar y alimentar el contacto del niño con la música, en la forma que sea, es indudablemente beneficioso para el niño o la niña, pues le aportará numerosos beneficios emocionales, sociales e intelectuales que repercutirán positivamente en su desarrollo, relaciones y crecimiento personal y escolar.

¿Qué relación tienen vuestros pequeños con la música? ¿Qué beneficios les aporta y cómo creéis que les ha ayudado?

Comentarios (0)

Sin comentarios

Añadir un comentario

Debes iniciar sesión para añadir comentarios.