¡Feliz Navidad educativa! 

¡Feliz Navidad educativa! 

Ideas para aprovechar la Navidad para trabajar creatividad, emociones y responsabilidad con nuestros hijos e hijas 

Días frenéticos. Compras y más compras, decoraciones de la casa, ultimar la representación navideña de nuestros peques, recuperarnos de las comidas de empresa… Este ritmo casi no nos permite ni pararnos a pensar de forma consciente que estamos a las puertas del año nuevo, de cerrar uno para dar paso a otro que, como siempre, esperamos que nos mantenga lo bueno y nos mejore lo que no lo fue tanto. Y, entre una cosa y otra, las vacaciones escolares de nuestros hijos, amadas por ellos y algo más temidas por nosotros.  

Post_39_Navidad_educativa_1

¿Cómo vamos a gestionar tantos días en casa, tantas horas juntos, con un tiempo que no acompaña y en unas fechas propensas al consumismo, compromisos de familia y horarios trastocados? Keep calm, toma tu taza de leche calentita y siéntate: te contamos como superar con éxito y aprendizajes estas fechas tan mágicas como cansadas. 

Post_39_navidad_educativa_2

De entrada, debemos tomar estas fiestas como una oportunidad para cultivar las relaciones familiares, para recogernos más en casa y poder disfrutar momentos que durante el curso, con el alto ritmo cotidiano, no podemos saborear. Desayuno, cole, extraescolares, deberes, ducha, cena, dormir… ¡Y así pasan los días!  ¿No es bonito, pues, pensar que tenemos dos semanas por delante para bajar el ritmo y hacer familia?  

Post_39_Navidad_educativa_3

Naturalmente, siempre que nuestros peques en edad escolar disfrutan de sus vacaciones nosotros nos enfrentamos a unos días de mayor esfuerzo para que no acusen tanto el cambio de rutinas, los no-horarios o el cansancio de los desplazamientos de estos días (sí, su cansancio, nuestro enemigo número uno). 

Una de las formas más efectivas de, por un lado mantener unas ciertas pautas familiares y por otra que no desconecten totalmente del lado pedagógico de la escuela (¡que no quiere decir necesariamente hacer deberes!) es aplicar un valor educativo a las actividades que haremos juntos durante las fiestas. De hecho, será muy positivo que incluyamos a nuestros pequeños en tareas del hogar en las que, por cuestiones de tiempo, durante el curso no participan tanto¿Que vamos a comprar para la cena de Nochebuena? Pues nos lo llevamos con nosotros, que nos ayude a elegir alimentos, que aprenda nuevos, contemos juntos cuántos seremos, qué necesitamos, cómo podemos poner bonita la mesa… ¡Y por supuesto que empiecen a colaborar en la cocina, como pinches o como pequeños cocineros!

 Post_39_Navidad_educativa_4

Así, nuestros peques ejercitarán su imaginación, sus habilidades, y se sentirán partícipes de este evento familiar, de forma que probablemente cuando llegue esa noche estarán orgullosos de su contribución y actuarán de forma más partícipe. 

En la misma línea, que tengan vacaciones no deberá eximirles de todas sus responsabilidades: podemos aprovechar que están en casa sin “nada” que hacer para incitarlos a arreglarse su habitación, hacerse la cama o ayudarnos a limpiar la casa, adaptándonos por supuesto a las posibilidades de sus edades. Así se darán cuenta de que todo eso no se hace solo aunque normalmente ellos no lo vean.   

Otra de sus tareas de estos días, si no la han hecho ya, será hacer la carta a los Reyes Magos. Ahí tendremos otra oportunidad para trabajar la escritura y, más importante aún, para reflexionar acerca de qué hemos hecho durante el año y cómo: a Sus Majestades, más que decirles si han sido buenos o no, pueden especificarles de qué están más satisfechos y qué cosas desearían mejorar en el nuevo año. De esta forma encontramos un pretexto para hablar de estas cuestiones emocionales en familia, de forma relajada, reflexiva y honesta, y luego ponerlo negro sobre blanco en la carta.  

 Post_39_Navidad_educativa_5

Pensemos también en hacerles elegir bien su carta: tratemos de hacerles priorizar y escoger aquellos juguetes que más ilusión les haga, limitando a un cierto número sus peticiones con tal de trabajar la responsabilidad, la empatía con los Reyes Magos y la solidaridad con suhermanos u otros niños del mundo. Además, teniendo pocos juguetes pero escogidos a conciencia los valorarán más. Aunque ¿por qué pensar solo en juguetes, en cosas materiales? Puede que no deseen objetos sino experiencias, más momentos con mamá, con papácon los/as hermanos/as, aprender a hacer algo nuevo, mejorar la relación con algún/a amiguito/a…  

Post_39_Navidad_educativa_6

Si eso no sale de ellos, podemos ayudarles a pensar si realmente las cosas que más desean para el nuevo año son realmente cosas, y valorar cómo las pueden obtener¡Nos sorprenderán, y así podremos tratar con ellos cuestiones que probablemente de otra forma no saldrían! 

Y hablando de cartas, también podremos animarlos a escribir felicitaciones navideñas a sus amiguitos del cole o a familiares. Otra actividad muy gratificante para todos será hacer cartas para niños enfermos de hospitales o con pocos recursos, así como elegir algún regalo para ellos que podamos donar (sea uno viejo que en casa ya no usemos o uno nuevo): muchas organizaciones se encargan de repartir juguetes a niños que no tienen y esta es una forma óptima de trabajar su empatía, solidaridad y generosidad, algo a lo que estas fechas nos empujan pero que deberemos mantener durante todo el año.   

Post_39_Navidad_educativa_7

El tiempo libre de sobra que tenemos, además de para estar en casa tranquilos y cultivar esa vida slow que los niños también tienen que saber disfrutar. 

Post_39_Navidad_educativa_8

Servirá también para asistir a actividades creativas y culturales –de temática navideña o no-,conciertos, exposiciones, escapadas en la nieve o el campo y encuentros con amigos.  

Post_39_Navidad_educativa_9

En cualquier circunstancia será muy positivo incluir a nuestros peques en estas decisiones, y aprovechar cada situación para aprender (nuevos instrumentos, canciones, libros, animales, puebles o ciudades…). Para ello solo deberéis mirar una agenda de actividades de actividades de vuestra ciudad. ¡Veréis la de cosas que hay para hacer estos días! 

Post_39_Navidad_educativa_10

Eso sí, en medio del trajín de estos días, los padres deberíamos reservar unas horas para sacar tiempo para la pareja, sin niños, algo complicado en estos días pero tan necesario o más que nunca.

Post_39_Navidad_educativa_11

Lo fundamental, en cualquier caso, es organizar bien el tiempo, mantener una dinámicas más relajadas pero igualmente estructuradas en casa, potenciar las actividades creativas en familia e incluirlos en los preparativos de los planes “adultos” familiares desde una perspectiva infantil y en línea con la edad e intereses de los menores. Así, de un lado aprovecharemos estos días para desarrollar algo nuevo cada día y mantenerlos intelectualmente y físicamente activos, y por otra la vuelta al cole en enero será más llevadera.  

Post_39_Navidad_educativa_12

¿Cómo organizáis vuestras vacaciones navideñas? ¿Cómo las acusan los peques de casa? ¿Tenéis planes fijos para estas fechas con vuestros hijos e hijas? 

Comentarios (0)

Sin comentarios

Añadir un comentario

Debes iniciar sesión para añadir comentarios.