Baby shower: celebremos la llegada del bebé

Baby shower: celebremos la llegada del bebé

Esta fiesta importada cada vez más popular es una excusa para reunirnos y compartir la ilusión con nuestros allegados

La llegada de un bebé, especialmente cuando es el primero y por lo tanto algo desconocido y extraordinario para nosotras, es siempre un motivo de celebración. Según los caracteres de la mamá y su pareja, pueden llevarlo de forma más natural e introspectiva o gritar a los cuatro vientos su felicidad y llenar sus redes de fotos del crecimiento de la tripa, de la primera ropita del bebé o de las reformas de su habitación.

En los últimos años, sin embargo, todo lo que rodea el embarazo, el parto y la maternidad y crianza en general ha salido de la intimidad de la casa, la familia y los amigos para convertirse en uno de los temas que copan más comentarios, publicaciones y cuentas en redes sociales. De esta forma, muchas madres (y padres) han podido resolver dudas, sentirse acompañados en momentos difíciles, compartir los buenos y, en definitiva, formar una tribu digital. Paralelamente han surgido muchas actividades y celebraciones ligadas a ese momento, para convertir así el embarazo y los distintos progresos de la criatura en todo un evento. La primera fiesta que se celebrará en honor al futuro bebé será la cada vez más famosa baby shower: hoy hablamos de ella.

Post_55_Baby_Shower0

Post_55_Baby_Shower1

Post_55_Baby_Shower2

Post_55_Baby_Shower3

Las familias partidarias de exteriorizar y compartir su embarazo ya habrán hecho llegar a sus allegados la primera ecografía de forma más o menos original, o habrán publicado en redes (las influencer, manteniendo un tiempo a sus seguidores en vilo) el sexo del bebé, pero será en esa baby shower  donde se celebrará, más o menos pomposamente, la llegada del nuevo miembro de la familia.

Post_55_Baby_shower_2

¿En qué consiste la baby shower?

Se trata de una tradición americana, como tantas que hemos terminando importando, que tiene como objetivo principal obsequiar a la mamá y al futuro bebé, de ahí la ducha de regalos de su nombre. Se suele celebrar en el último trimestre de embarazo y  suele ser una familiar o amiga de la mamá quien la organiza, aunque puede ser ella misma o estar al corriente de cómo va a ser la fiesta. Si bien se suele concebir como una “fiesta de chicas”, ¿por qué no hacer partícipe también al padre del bebé y a los demás familiares y amigos de esa fiesta?

Post_55_Baby_shower_4

Naturalmente, no hay normas escritas y todo dependerá de cómo plantee la familia esta celebración. De hecho, en muchas ocasiones no deja de ser una excusa de la madre para pasar una tarde con sus amigas y familiares de mayor confianza. Salvando las distancias, podemos verle cierta relación con una despedida de soltera, una primera comunión o un cumpleaños. El espacio donde se celebrará puede ser casa de la madre, casa de una familiar o amiga suya, o un local alquilado para la ocasión; de hecho, aprovechando el tirón de esta fiesta, muchos se dedican incluso a organizarlo todo.

Post_55_Baby_shower_

El centro de la fiesta, en cualquier caso, es ofrecer a la mamá (y al papá) regalos para su hijo o hija, que pueden ser individuales o un regalo grupal de mayor envergadura. Además, los invitados pueden obsequiarlos con un detalle más personalizado (por ejemplo, la mejor amiga podrá escribirle una carta a la mamá con sus deseos y reflexiones, o la mamá de la embarazada le puede sorprender con algo que haya cosido para el bebé). Una idea fantástica que será a la vez regalo para la mamá y para el futuro bebé es un cojín de lactancia, especialmente si la fiesta se celebra entre el segundo y el tercer trimestre, cuando la tripa crece y la madre tiene dificultades para dormir.

Post_55_Baby_shower_6

Ese cojín multifunción será el mejor aliado para ella en los últimos tiempos de embarazo y para cuando dé el pecho (o el biberón) a su bebé, ya que su material ergonómico facilitará la comodidad de ambos durante las tomas. Además, el recién nacido podrá desde el primer día echar sus siestas apoyado en él o recostarse en el cojín si tiene cólicos, para aliviarlos.

Post_55_Baby_shower_7

¿Qué se hace durante la fiesta?

Como hemos dicho, dependerá un poco de la forma de ser de cada mamá y familia, de cuántas personas participen, de si hay niños o no (porque puede ser una fiesta abierta a los pequeños de la familia e hijos de amigas, ¡claro!), de si están las parejas… En un caso será más de risas y confidencias; en otro habrá que pensar alguna actividad para los peques y pensar en que tengan espacios propios para jugar… En cualquier caso, la idea es montar una celebración que en algunos casos es temática (por colores, o motivos con un significado especial para los padres o para el futuro niño o niña, etc.) con una decoración cuidada y con comida apetitosa para los invitados. No es necesario complicarse la vida; como os enseñamos  en este post hay muchas opciones de dulces (o salados) buenos, bonitos, saludables… ¡e “instagrameables”!

Post_55_Baby_shower_8

Cada vez se difumina más esa distinción entre el azul y el rosa, pero aun así son muchas las mamis que decoran los espacios de la baby shower  siguiendo esos tonos en función del sexo del bebé (los manteles, los globos, banderolas…).. Si se quiere algo más neutro, se pueden usar tonos grises combinados con rosa palo o mint, que no suelen fallar, o simplemente no seguir ningún patrón estético y dejar el protagonismo a la compañía, sin preocuparse tanto por el attrezzo. Como siempre –y nunca mejor dicho–, para gustos, colores.

Post_55_Baby_shower_9

Frecuentemente se usa la baby shower para revelar el nombre elegido para el niño o niña o, en caso de que no se haya hecho público, incluso el sexo. Si no se ha escogido ningún nombre aún, la fiesta puede ser un buen momento para recoger opiniones de los presentes y tratar de salir de ella con un nombre para el o la bebé.

Post_55_Baby_shower_10

Le llamemos baby shower o no y sea más o menos Pinterest, este encuentro es una excusa para celebrar la llegada de un nuevo miembro de la familia y para reunirse con los más allegados, personas a las que cuando nos convirtamos en mamá igual nos costará más ver…

Y vosotras, ¿habéis celebrado alguna? ¿os parece un acto más de consumismo o creéis que se puede hacer de forma sostenible?

 

Comentarios (0)

Sin comentarios

Añadir un comentario

Debes iniciar sesión para añadir comentarios.